En el medio de tensiones por la escasez de vacunas y al fiasco por la lentitud de las campañas iniciadas en varios países, la compañía farmacéutica alemana Curevac logró este jueves una estratégica alianza con el fabricante de medicamentos Bayer para obtener apoyo mundial y acelerar la autorización de su vacuna experimental contra el SARS-CoV-2.

El acuerdo se da días después que el laboratorio alemán entrara en la recta final de la carrera de su vacuna covid-19. La biotecnológica había reclutado al primer participante en el ensayo clínico de fase 2b / 3 para su tratamiento basado en ARN mensajero. Este estudio, último paso antes de una futura solicitud de autorización de uso condicional, reunirá a no menos de 35.000 participantes y se llevará a cabo principalmente en Europa y América Latina.

La vacuna de CureVac, que ahora cuenta con el apoyo del gigante Bayer, es importante para las campañas de vacunación en toda Europa, y podría serlo también bien para Latinoamérica. De hecho, la Comisión Europea aprobó el 17 de noviembre un acuerdo que prevé “la compra inicial de 225 millones de dosis en nombre de todos los estados miembros de la UE, así como la posibilidad de solicitar hasta 180 millones de dosis adicionales “. Sin embargo, este contrato no entrará en vigor hasta que la biotecnología alemana haya obtenido una autorización para utilizar su vacuna.

Según el acuerdo, la alemana Bayer proporcionará acceso a los mercados farmacéuticos internacionales, así como a su cadena de suministro global y red de distribución.

Los ensayos lanzados deberían permitir verificar la eficacia y seguridad en adultos de la vacuna candidata, correspondiente al nombre en clave CVnCoV. Más allá de la seguridad del tratamiento, el trabajo deberá cumplir dos objetivos para ser concluyente, específica CureVac: “La demostración de la eficacia del CVnCoV en la prevención de los primeros episodios de casos confirmados de covid-19 de alguna gravedad , así como la prevención de casos confirmados de moderados a graves en participantes que nunca se han infectado con el SARS-CoV-2 “.

CureVac había comenzado sus pruebas de fase 1 y 2a en junio y septiembre. En noviembre, el laboratorio dio a conocer datos provisionales de la primera parte, que muestran que su tratamiento “en general fue bien tolerado para todas las dosis probadas” e indujo una fuerte respuesta inmunitaria. La calidad de este último fue comparable a la observada en pacientes que contrajeron la enfermedad y se recuperaron de forma natural.

CureVac, que ha dicho que estaba buscando un socio más grande, apuesta por la misma tecnología que ha permitido a sus rivales BioNTech/Pfizer y Moderna liderar la carrera del desarrollo.

La firma de biotecnología que cotiza en Nasdaq, que cuenta con el respaldo de los inversores Dietmar Hopp, la Fundación Gates, GlaxoSmithKline y el gobierno alemán, ha dicho que su objetivo es producir hasta 300 millones de dosis de la vacuna en 2021 y hasta 600 millones en 2022.

En marzo del año pasado, CureVac estuvo en el centro de una disputa por los supuestos intentos del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, de obtener acceso a la vacuna, pero la compañía negó en ese momento haber recibido ninguna oferta estadounidense por la compañía o sus activos.

Antes de cualquier aprobación regulatoria, la Unión Europea ha asegurado hasta 405 millones de dosis de la inmunización, entre una serie de acuerdos de suministro acordados entre el bloque y otros desarrolladores de vacunas. Por su parte la unidad farmacéutica de Bayer, que está intentando construir un nuevo negocio de terapia celular y genética, tiene experiencia en cáncer, hemofilia, esclerosis múltiple, enfermedades cardiovasculares y salud de la mujer.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here