El obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Santiago, monseñor Tomás Morel Diplán, declaró ayer que la Iglesia Católica es respetuosa de la posición del presidente Luis Abinader, en la que apoya el aborto con sus causales, pero que no la comparte porque lo importante es preservar la vida de los demás desde la concepción hasta la muerte.

Morel Diplán indicó que la iglesia ha planteado desde hace tiempo su posición respecto al aborto y sus causales, y que no importa que se trate de una violación u otras situaciones, porque independientemente hay que respetar la vida de los seres humanos. También explicó que hay que formar y respetar la familia.

Mientras el Consejo Dominicano de Unidad Evangélica (Codue) recordó que el deber primordial del Estado es velar por el derecho a la vida. El presidente del Codue, Feliciano Lacen, dijo en un comunicado que en caso de despenalizar el aborto se estaría legitimando la muerte de un ser humano concebido para que prevalezca el derecho a la salud reproductiva de la madre y la libre determinación de la fecundidad de la mujer.

Abinader favoreció el pasado fin de semana las tres causales que permitirían la interrupción del embarazo, lo cual abrió un gran debate sobre el aborto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here