Trump está acusado de presionar al presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, para que encontrara información perjudicial sobre uno de sus principales rivales demócratas, Joe Biden, y su hijo Hunter.

Hunter trabajó para una empresa ucraniana cuando Joe Biden era vicepresidente de EE.UU.

Pedir ayuda a entidades extranjeras para ganar una elección estadounidense es completamente ilegal.

En el centro de la historia está la queja de un denunciante, un funcionario de inteligencia no identificado, que escribió una carta expresando su preocupación por una llamada telefónica del pasado 25 de julio entre Trump y Zelensky.

Una transcripción de la llamada reveló que Trump había instado al presidente Zelensky a investigar acusaciones contra Joe y Hunter Biden

La llamada tuvo lugar poco después de que Trump bloqueara millones de dólares en ayuda militar estadounidense destinada a Ucrania.

Bill Taylor, embajador de EE.UU. en Ucrania y uno de los dos primeros testigos en declarar este miércoles, aseguró con anterioridad que Trump había dejado claro que la liberación de las ayudas estaba condicionada a que Biden fuera investigado. La Casa Blanca lo niega.

Trump niega haber utilizado la ayuda militar estadounidense como moneda de cambio con Zelensky y ha insistido reiteradamente en que su llamada al líder de Ucrania fue “perfecta”.

Califica la investigación para el juicio político como una “caza de brujas” por parte de sus rivales los demócratas y algunos medios de comunicación.

“Es todo muy simple. Están intentando detenerme porque estoy luchando por ustedes”, dijo Trump en un video publicado en su cuenta de Twitter este miércoles.

Para llevar a cabo un “impeachment“, se deben presentar cargos en el Congreso que constituirán la base de un juicio.

La Constitución estadounidense establece que un presidente “será destituido de su cargo si es acusado en juicio político y condenado por traición, soborno, u otros crímenes o delitos graves”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here