El Consejo Nacional de la Niñez (CONANI) dispuso el traslado de dos niñas con edades entre 12 y 15 años, que denuncian fueron violadas por personas cercanas y luego abandonadas por su madre.

Las adolescentes que fueron acogidas por el pastor Pablo Ureña y el programa Niños con una Esperanza y residen en el distrito municipal Santiago Oeste. Según versiones de las víctimas, en una ocasión una de ellas fue violada por un padrastro y también por el pariente de un primo.

“Ante la denuncia que circula en redes sociales acerca de dos menores de edad en situación de riesgo, informamos que las niñas están reubicadas y seguras, en espera de que finalicen los procesos de la Unidad de Atención a Víctimas de Violencia de Género, Intrafamiliar y Delitos Sexuales de Santiago, y de la Procuraduría Fiscal de Niños, Niñas y Adolescentes de Santiago”, dijo el Conani.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here